top of page
Buscar
  • Foto del escritorJimenez Ruiz & Asociados S.A.S.

Inteligencia artificial y el Derecho


La inteligencia artificial hace referencia a un sistema informático que puede realizar las mismas funciones que un ser humano, aplicando algún tipo de razonamiento, es una automatización del proceso de pensamiento humano como lo son la información, memoria, comprensión, entendimiento, lenguaje, expresión y razonamiento. El sistema informático debe ser capaz de simular características que son asociadas a la inteligencia humana.


Hoy podría decirse que existe un reto desde la teoría general del derecho ante la inteligencia artificial, respecto de los principios. No obstante, lo cierto es que el uso de la Inteligencia Artificial, entre otros, en el derecho, va en vertiginosa expansión.


Ante el uso intensivo de la inteligencia artificial, desde una perspectiva jurídica, estimamos que una posible solución puede provenir del fortalecimiento del derecho, su adaptación teórica y práctica a las relaciones jurídicas y el impacto de esa tecnología, así como su uso, incluso en el propio derecho. Se hace necesaria una replanteamiento y adaptación pronta del derecho frente las tecnologías de la inteligencia artificial.


El desafío es desarrollar una teoría jurídica propia para la inteligencia artificial, que permita la adaptación del derecho a las particularidades de su uso efectivo. Esto implica elaborar, por una parte, un marco normativo que contenga normas generales, principios éticos y jurídicos, estándares y criterios que orienten el diseño regulatorio. Por otra parte, se requiere avanzar en normas sectoriales para ir dando respuesta a las diversas temáticas que van surgiendo, en distintas áreas del derecho.[1]


De otro lado, la inteligencia artificial puede tener implicaciones significativas en los sistemas judiciales, tanto que su uso puede generar decisiones perjudiciales y efectos adversos para las partes y jueces, en los siguientes aspectos:


  • Sesgos, ya que, vía implementación de algoritmos sin control previo, puede llegar a generar discriminaciones positivas o negativas que podría generar cambios en la decisión judicial.


  • Privacidad y protección de datos: puede implicar el procesamiento de grandes cantidades de datos personales, incluyendo datos sensibles, así como para garantizar que se respeten los derechos de los individuos en relación con sus datos.


  • Responsabilidad: En el caso de errores o decisiones incorrectas tomadas por sistemas.

Estos breves apuntes se orientan a formular inquietudes y retos, pero también a plantear que ante la realidad tecnológica, la reacción conceptual del derecho debe ser, no solo apropiada, sino pronta y que aporte a la sana convivencia social del creador y destinatario final de los avances, el ser humano.


[1] Darío Parra Sepúlveda & Ricardo Concha Machuca, Inteligencia artificial y derecho. Problemas, desafíos y oportunidades, 70 Vniversitas (2021). 
















Asistente Jurídica

15 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Commentaires


bottom of page